Inicio » Ser Emprendedor » Mejora tu concentración con estos tres simples pasos
Ser Emprendedor

Mejora tu concentración con estos tres simples pasos

La concentración es sin duda un estado mental que a muchas personas les cuesta alcanzar. Y es que con lo estresante que pueden ser las tareas diarias de la vida moderna, así como la facilidad con la que podemos adentrarnos a un mundo de entretenimiento, muchas veces se nos juega un papel en contra que nos impide progresar en las actividades que de verdad importan, tales como los negocios o el estudio.

Una persona que no logra concentrarse al 100% en una sóla cosa probablemente no logrará las metas que tiene en mente y al final del día acabará más frustrado de lo que resultaría si a pesar del estrés completara sus tareas pendientes.

.

Concentrarse de la manera más adecuada no siempre es cosas fácil, tanto por los factores ya mencionados anteriormente, así como debido a la pereza. Sin embargo, esto no quiere decir que no exista una solución y que estemos destinados al rotundo fracaso simplemente porque nuestra atención se desvía con facilidad.

Una mente que no está concentrada puede hacer que todos los planes del día, hechos con anterioridad se vengan hacia abajo ante la más mínima oportunidad, por lo que hay que tener esto muy en cuenta para no caer en la procrastinación, pues como sabemos, el éxito que tú logres está directamente relacionado con la productividad que tú logres desenvolver. En otras palabras, mayor concentración, mayor productividad; más dinero.

Y no sólo el dinero, muchas veces la productividad influye en otros aspectos tales como nuestro estilo de vida individual, así como en sociedad. Imagina cómo sería el mundo en el que nos desenvolvemos si la falta de concentración no fuese un enemigo con el que hay que luchar a diario.

Pero, ¿cómo luchar contra ello? ¿A caso existe un remedio mágico que nos permitirá enfocar nuestros pensamientos en una sóla cosa y volvernos más productivos en nuestras tareas de la vida diaria?

.

Lo cierto es que los remedios mágicos no existen, al fin de cuentas todo depende de las decisiones que tomamos, basados en el estilo de vida que queremos vivir. La libertad financiera sólo es lograda por aquellos que se dedican a trabajar y que a diario se esfuerzan para ser más productivos, lo demás es pura mentira o simplemente algún azar del destino (como ganarse el premio gordo de la lotería).

Finalmente, y de lo que debemos hablar con más profundidad es acerca de estos excelentes ejercicios que nos permitirán tener una mayor concentración para ser más productivos. Estos ejercicios pondrán a prueba tu capacidad cerebral; un factor muy importante que puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Ejercicio #1: El aislamiento

Una de las formas más fáciles de perder la concentración es con los medios que rodea nuestro entorno. Hoy en día, y gracias al avance de la tecnología tenemos un rápido acceso a múltiples dispositivos que fácilmente pueden robar nuestra atención, especialmente los celulares y más concretamente cuando se trata de revisar las redes sociales como Facebook o mirar algún contenido audiovisual como Netflix y YouTube.

Y no sólo eso, la música, el ruido de la casa o hasta del mismo ambiente, ya sea en una zona rural o urbana juegan un fuerte papel en nuestra contra a la hora de querer concentrarnos.

Es aquí donde entra el juego el aislamiento, que nos ayudará que nuestra capacidad de concentración se eleve de forma significativa. Quizás para muchos pueda parecer esto difícil, especialmente si compartimos la casa u oficina con otras personas que están en constante movimiento y parloteo, pedirles explícitamente que se callen puede sonar descortés, por lo que habrá que recurrir a otros métodos menos invasivos para otros. Una forma fácil es consiguiendo un par de bandas de aislamiento que podemos ajustar a las puertas y las ventanas para evitar que el aire circule por esos pequeños espacios que permiten que el ruido entre o salga.

Si por el contrario no tenemos la privacidad de una habitación u oficina propia, entonces podemos hacer uso de audífonos con una buena capacidad de aislamiento como los de tipo diadema On-ear y que con un par de canciones nos será más que suficiente para que el entorno que nos rodea pase desapercibido por nuestros oídos. En YouTube podemos encontrar varias listas de canciones para mejorar la productividad, ya que en estos casos no funciona cualquier tipo de música.

Por último también habrá que eliminar los dispositivos prescindibles como el teléfono móvil, ya que los mensajes instantáneos y las redes sociales, seguramente nos quitarán valiosos minutos de nuestro tiempo.

Ejercicio #2: Haz un recuento de tu día a día

Puede parecer algo bastante básico y muy poco funcional, pero lo cierto es que hacer un recuento de todo lo que ha hecho en tu día a día es algo verdaderamente bueno para reforzar tu capacidad cerebral, especialmente para mejorar tu memoria.

Cuando te pones a pensar acerca de esto, antes de ir a la cama, tu cerebro estará esforzándose por recordar cada actividad ejecutada a lo largo del día. Lo ideal sería empezar a recordar desde la primera acción hecha en la mañana y así hasta acabar con las horas siguientes. Eso sí, trata de concentrarte más en los hechos más destacables y tomando nota mental acerca de lo aprendido en ese día.

Esto deberás hacerlo todas las noches antes de ir a dormir y verás como tu capacidad de concentración mejorará notablemente a lo largo de los días y semanas. Ten muy en cuenta que tu cerebro es como un músculo y que por tanto necesita ser ejercitado, por lo que hacer esto de forma regular sin duda ayudará demasiado.

Ejercicio #3: No olvides relajarte, dedicando tiempo a un hobbie

Vamos a paso lento que para muchos puede parecer algo confuso el hecho de que si estamos buscando una mejora en la concentración, entonces lo último que deberíamos hacer es perder el tiempo en un hobbie.

Bueno, pues lo cierto es que debemos tener en cuenta que el cerebro trabaja las 24 horas del día durante todos los días de nuestra vida, prácticamente no tiene ningún descanso, ni siquiera cuando dormimos, por lo que un momento de relajación en algo que nos gusta hacer puede venirnos de perlas para liberarnos de todo ese estrés y comenzar a reactivar los ánimos y la motivación para las tareas que nosotros consideramos como una responsabilidad.

La mayoría de las personas tienen la costumbre de que cuando finalmente logran concentrarse en algo ya no dejan esa tarea hasta el final, siendo esto contraproducente para la productividad, ya que al no tener un momento de relajación, el cerebro disminuye en su rendimiento, por lo que diez minutos de relajación pueden convertirse en 30 minutos para recuperar la concentración.

Eso sí, también es muy importante tener en cuenta que nuestro hobbie no debe ser llevado más allá, especialmente si tenemos alguna actividad de suma importancia y a la que sea necesario dedicarle gran parte de nuestro tiempo. Lo más recomendable en estos casos es tomarnos diez minutos para tomar algo de aire fresco, leer un libro o incluso resolver algún juego mental como un Sudoku o algún crucigrama que encontramos en el periódico. Los videojuegos también pueden ser una buena opción, pero no son tan recomendables ya que por lo general estos nos llevan a que siempre queramos unos cuantos minutos más que pueden transformarse en horas sin que nos demos cuenta.

En conclusión

Finalmente, podemos concluir que la concentración es un hábito del que todos podemos formar parte siempre y cuando tengamos un objetivo en mente qué cumplir, ya que si no nos tomamos este factor en serio, entonces probablemente no veremos como algo necesario concentrarnos en algo en concreto.

Las personas que se concentran con más facilidad son las que más probabilidades de éxito tienen, especialmente porque son capaces de analizar con mayor profundidad sus estrategias de negocio, así como desarrollar nuevas ideas que venden a partir de crear una necesidad par el resto de la sociedad.

Quizás estos ejercicios no puedan parecer muy complicados o como si fuera recomendados por un profesional, pero lo cierto es que son bastante efectivos, por lo que ponerlos en marcha representan tan sólo el primer paso en tu camino hacia el éxito.

.
Etiqueta

Añadir un comentario

Click here to post a comment