Inicio » Ser Emprendedor » Puntos que debes conocer cuando empiezas a emprender
Ser Emprendedor

Puntos que debes conocer cuando empiezas a emprender

El emprendimiento es sin duda una tarea que muchos ven como algo demasiado arriesgado y que en la mayoría de los casos no vale la pena, debido a que es prácticamente imposible predecir el futuro y adelantarse a los grandes obstáculos que la vida trae para nosotros.

Lamentablemente, esta es la mentalidad por la que muchas personas prefieren aferrarse a sus típicos empleos, poniendo todas sus energías para beneficio de los de más arriba y quedándose ello con las pocas migajas que al final de cuentas quedan para el empleado común.

.

Bien dicen por ahí que quien no arriesga no gana y lo cierto es que aunque se trata de una frase muy atrevida, también tiene mucho de cierto, pues la libertad financiera no es algo que se consigue de la noche a la mañana, sino que es un proceso que requiere de mucho tiempo, esfuerzo y sacraficio… a veces hasta lágrimas, y sobre todo, que empieza desde el momento en el que esos ojos se dan cuenta de la realidad.

Crear una empresa no es cosa fácil, eso hay que tenerlo en cuenta antes que nada. Para ello es necesario el compromiso, la perseverancia, integridad y confiabilidad; algunos apuestan incluso a que la suerte, el destino o incluso el universo mismo debe conspirar a nuestro favor para conseguir el éxito, aunque bueno, eso ya se reserva para cada quien.

Además de todo ello, debes saber por sobre todo que las fórmulas de éxito no existen, pues tal y como se menciona más arriba, nadie puede anteponerse a los hechos. No obstante, cuando de emprender se trata, sí que hay algunos pasos a tener en cuenta y que nos ayudarán a sobrepasar los primeros retos que comúnmente vemos a la hora de iniciar un negocio propio.

El emprendimiento y por qué este se reserva para las personas con más tenacidad y valor

En el libro Ritmo de los Negocios, escrito por Jeffrey C. Schuman, se nos muestran los pasos fundamentales que debemos seguir al momento de crear una empresa:

.

 

  • Paso 1: Conseguir una oportunidad
  • Paso 2: Evaluarla
  • Paso 3: Desarrollar un concepto de negocios
  • Paso 4: Conseguir recursos para ejecutar tu idea

Antes de renunciar a tu empleo, darte de alta en hacienda, contratar a alguien para diseñar un logotipo y demás cosas, primero debes asegurarte de que tu idea en realidad es buena.

Cuando iniciar un negocio y lo que buscas es conseguir importantes avances en el desarrollo del mismo, es fundamental que tengas en claro todos estos pasos para conseguir tus objetivos.

Al final de cuentas el éxito no sólo depende de desarrollar y someterse a ensayos de prueba-error. Las habilidades naturales son las que te permitirán adentrarte más a fondo en tu mercado, por lo que aunque haya cierto talento, también habrá que desarrollarlo hasta que te conviertas en el mejor de tu nicho, y aún así, seguir aprendiendo para nunca estancarse en una sóla cosa.

Entendiendo el funcionamiento de tu empresa para llevarte hasta lo más alto

Además de los pasos que nos enseña Schuman, también hay que conocer otros puntos muy importantes, así como conseguir información suficiente sobre tu negocio y así puedas desarrollar una idea a tal punto de que la ames con pasión. Sólo después de esto ya estarás listo para el emprendimiento.

Eso sí, ten por seguro que por muy preparado que estés la verdad es absoluta, y es que nadie puede crear un plan de negocios perfecto. Con el tiempo se avecinan muchos cambios, los mercados evolucionan para dar más comodidad al objetivo (los clientes) y por tanto, tú también deberás adaptarte o evolucionar para que tu negocio siga en pie con el tiempo. Muchos casos hemos visto de empresas que en su tiempo han dominado el mercado de forma abismal, pero que por no ser dirigidas de la forma correcta pronto se vieron socavadas por las que sí supieron innovar y adaptarse (véase el caso de Blockbuster).

Y finalmente, estos son los 8 puntos que debes conocer cuando empiezas a emprender

Una vez que has cumplido con todo lo anterior y que ya estás listo para comenzar con el emprendimiento, es momento de dar los últimos 8 pasos para que tu empresa vea la luz con los mejores ojos.

 

  1. Escoge y registra tu nombre: Este paso es fundamental, pues con ello aseguras la existencia de tu marca, legalmente hablando y, sobre todo, te permitirá diferenciarte de los demás.
  2. Escoge una personalidad jurídica: Se trata del reconocimiento que se le da a una persona u organización para poder ejercer acciones que operan bajo una responsabilidad jurídica. El tipo de personalidad dependerá del tipo de negocios y de la cantidad de personas con las que trabajes.
  3. Constituye tu empresa: ¿De qué va tu negocio? trabajarás de forma autónoma, como compañía anónima o como sociedad limitada.
  4. Consigue tu número de información fiscal: Esto te ayudará que puedas identificarte y lidiar con los recaudadores de impuesto de tu país.
  5. Inscríbete en el registro mercantil: La regularización ante el registro mercantil es importante y se trata de un trámite que dependerá mucho de las leyes de tu país.
  6. Crea y legaliza tus libros contables: Los libros contables, es decir, aquellos en los que se lleva el registro de ventas, compras y demás, son necesarios para una operación sana.
  7. Asegúrate: Asegurar el inmueble y los muebles de tu empresa te garantizarán cierta protección en caso de que algo malo ocurra. No obstante, esto es prescindible; el seguro social no lo es, por lo que siempre deberás estar al día ante la institución correspondiente.
  8. Trabaja: Finalmente llegará la parte más difícil de todo negocio: trabaja y haz que todas tus ideas planteadas empiecen a funcionar y generar ingresos para ti.
.

Añadir un comentario

Click here to post a comment